La Energía de la Mente Positiva

“Un pensamiento provoca un sentimiento, y un sentimiento provoca una acción.»

Alfred Adler

«El fruto de nuestras acciones inmediatas y futuras, se debe al conjunto de sentimientos y pensamientos que tenemos. Los pensamientos nos motivan y desmotivan. Nos hacen sentir bien o mal. Hay que entender que nuestro futuro depende en gran medida de nuestros pensamientos dominantes. Y hay que tratar de sanar nuestra mente con pensamientos positivos y gratificantes”.


Nuestra forma de pensar en tiempos de pandemia

Tenemos que entender que en esta pandemia, si pensamos en forma negativa, las posibilidades de que un mal augurio se haga realidad se incrementan. Pero si pensamos en forma positiva, las posibilidades que ese buen momento se logre, crecen. Y el estado de ánimo y nuestra salud, dependen en gran medida de nuestros pensamientos positivos o negativos.


Ser pesimista es muy sencillo, ser optimista requiere de esfuerzo, y sobre todo, de gran decisión y dedicación.

Al buscar el lado bueno de lo malo, puede ser considerado como una “actuación”, pero conforme pasa el tiempo se convierte en un estilo de vida. Los pensamientos positivos son los únicos que nos permiten acumular fuerza interior y nos capacitan para ser constructivos.

Pensar positivamente no significa que ignoremos la realidad que vivimos y soñemos un mundo irreal. No: pensar positivamente significa ver los problemas y reconocer su realidad, pero al mismo tiempo ser capaces de encontrar opciones optimistas de lo que vemos y percibimos.

Luchar para tener pensamientos positivos

En esta pandemia muchos han muerto y van a seguir muriendo. Pero depende mucho de “nuestra actitud”, en esta lucha contra el coronavirus para vencerlo con todos los cuidados y medidas para cuidarnos y protegernos.
Para lograr lo anterior se requiere de tolerancia, paciencia y sentido común. Es igual de fácil ser pesimista que optimista, pero necesitamos ser muy cuidadosos y maduros si queremos ser realistas. Contamos con nuestra mente, la cual es muy poderosa y controla a todo el cuerpo. Entonces hay que luchar en tener pensamientos positivos.


Todo lo que hemos logrado, primero fue creado en la mente, con una idea o proyecto.

La mente es un genio a nuestro servicio, tiene la capacidad de crear cosas que aun no están presentes. Crea los pensamientos relacionados con el éxito, la salud y el bien estar.

Recuerda que eres lo que quieras ser.

Lo que pienses de ti mismo es lo más importante para que te ayudes o para que te pongas obstáculos en tu camino. El primer paso para que las cosas sucedan, es tenerlas en la mente y desearlas con todo el corazón.
La calidad de nuestros pensamientos se hace evidente con lo que decimos y en la forma en la que actuamos. La energía de la mente positiva ¡es una realidad! Tenemos que ser cocientes de que a donde se dirijan nuestros pensamientos, allí estará también nuestra energía. El pensamiento es como una semilla, cada uno produce su flor y su propio fruto. Así, los pensamientos pueden ser constructivos o destructivos, amorosos o rencorosos, de felicidad o depresivos.

Los milagros sí existen

Y no olvidemos que los milagros si existen, especialmente en las personas que creen, aquellos que tienen muy claro que, para que las cosas ocurran, es fundamental empezar a desearlo con el pensamiento.

Decía un anciano curandero del alma:

“No duele la espalda, duelen las cargas. No duelen los ojos, duele la injusticia. No duele la cabeza, duelen los pensamientos. No duele la garganta, duele lo que no se expresa con furia. No duele el estómago, duele lo que el alma no digiere. No duele el hígado, duele la ira contenida. No duele el corazón, duele la falta de amor. Y es precisamente él, el amor mismo, quien contiene la más poderosa medicina”.

Ánimo, pronto saldremos de esta pandemia.

Haz clic para compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *