La vida: un hermoso regalo

​“La vida es un hermoso regalo que dura muy poco tiempo.»

«Por lo tanto, vive la vida que te mereces. Cree en ti, y empieza a confiar más en ti mismo. Deja de escuchar las opiniones de los demás y empieza a dar crédito a tu propia opinión. Trabaja incansablemente para tocar con tus manos las estrellas. Lo más importante no es alcanzar tus sueños, sino en quien te conviertes cuando vas en busca de tus sueños”.

Dr. Jorge Álvarez Camacho.


Vivir para servir​, servir para realmente vivir

El día de hoy, ¿qué tanto estamos dispuestos a servir y ayudar a nuestro prójimo? No hay que olvidar que la persona más útil no es una cabeza llena de conocimiento, sino un corazón lleno de amor, un oído listo para escuchar, y una mano dispuesta a ayudar a otros. Eso es salir de nuestro egoísmo, y tratar de ser feliz sirviendo, dando y ayudando.

“Hay que elegir el lado feliz de la vida. Porque el peor pecado que puedes cometer en tu vida es… ¡no ser feliz!”.

Jorge Luis Borges


Ser feliz es una elección de vida​

Llegó a mi correo el siguiente párrafo y lo comparto: “Elijo ser feliz. Fluyendo hacia donde la vida me lleve. Abrazando los tornasoles del cambio. Agradeciendo lo que el cielo me ofrece. Valorando a los seres que amo. Asumiendo los retos del presente. Trasmutando los miedos del pasado. Elijo ser feliz con lo que tengo, entendiendo que es lo necesario para mi evolución”.
​Hoy es un buen día para empezar a ser feliz. Aceptando la vida que nos tocó vivir, aceptando el momento en el que vamos a estar, y aprovechando cada minuto de nuestra existencia en luchar contra la desidia, la tristeza y el desánimo. Entendiendo que la paciencia es el arte de la esperanza.

“No escales la montaña para que todo el mundo pueda verte, sino debes de escalarla para que tú puedas ver al mundo. Si las cosas van mal, no te vayas con ellas. Porque existen dos maneras de difundir la felicidad, ser la luz que brilla o el espejo que la refleja. La felicidad puede encontrarse incluso en los tiempos más oscuros, solo hay que acordase de encender la luz”.

Sacerdote Sufí


​En el camino he aprendido que: Llegar alto no es crecer, ni oír es escuchar, ni lamentarse es sentir, ni mirar es observar, ni acostumbrase es amar. Nos asombra ver a una persona que sirva, ayude y reconforte, pero no nos avergonzamos de nuestro asombro. Sí, ¡la vida es un hermoso regalo! es un espléndido banquete, pero nosotros nos estamos muriendo de hambre.

La vida es un hermoso regalo, no hay que agobiarnos viendo toda la escalera, hay que enfocarnos en el primer peldaño. Y si quieres ser feliz y disfrutar tu existencia: “Nunca le des a nadie el poder de arruinar tu vida”.

Haz clic para compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *